Inoculantes y Bio-Inductores

Subtitulo
Las más avanzadas biotecnologías para el desarrollo de las leguminosas

Descripción

Creamos las tecnologías de inoculación mas avanzadas para la producción agrícola sustentable. Nuestras formulaciones garantizan máxima eficiencia en el proceso de Fijación Biológica del Nitrógeno (FBN), esencial para el buen desarrollo de las leguminosas.

Tecnologías especiales para un alto rendimiento

Tecnología TOP (Tecnología Osmo Protectora)

La inclusión de sustancias OsmoProtectoras promueven un alto rendimiento metabólico y fisiológico de las bacterias que integran el inoculante.

A través de la tecnología TOP, logran una mayor supervivencia sobre la superficie de la semilla, se adaptan mejor a la diversidad de los ambientes agrícolas y a situaciones adversas como estrés hídrico y químico.

La protección interna en las bacterias permite, a su vez, tener una ventana de siembra de hasta siete días, facilitando el trabajo del productor. De esta manera, no es necesario volver a tratar la semilla si se detiene la siembra ante alguna eventualidad, por este período de tiempo.

Principales Beneficios

  • Mayor Protección Celular
  • Mayor Supervivencia y concentración bacteriana
  • Alta complementariedad con insecticidas y fungicidas
  • Mayor Viabilidad en los envases
  • Amplía la ventana de simbra

Tecnología de bioinducción

Somos la primera empresa en desarrollar un inoculante con tecnología de bio-inducción, que permite al mismo tiempo nutrir y proteger a las leguminosas del estrés abiótico.

La bioinducción genera señales moleculares que activan de manera temprana procesos metabólicos en las bacterias y las plantas. Permite maximizar el crecimiento de las leguminosas, a partir de una actividad rizosférica mayor y una nodulación mas efectiva. Estimula, además, la interrelación con distintos microorganismos benéficos del suelo que suman ventajas adicionales a la inoculación, activando mecanismos de resistencia ante factores ambientales adversos para el desarrollo del cultivo.

Principales Beneficios

  • Promueve una nodulación más efectiva: mayor número de nódulos con buen tamaño, peso y ubicación en la raiz
  • Maximiza la Fijación Biológica del Nitrógeno
  • Mejora el comportamiento del cultivo ante situaciones de estrés abiótico (bajas temperaturas, déficit hídrico y acidez en el suelo)
  • Ayuda a la resistencia de enfermedades mediante la activación de señales defensivas
  • Activa la fisiología microbiana y vegetal
  • Actúa sobre la germinación y el desarrollo del cultivo

Tecnología LLI- Larga Vida

La tecnología LLI (por su sigla en inglés Long Life Inoculant), permite tratar la semilla hasta 60 días antes de su siembra junto a fungicidas e insecticidas, una supervivencia bacteriana que hasta hace muy poco era impensada en la integración del inoculante con productos de origen químico.

Los inoculantes LLI se han vuelto aliados de la industria semillera de punta, que ofrecen semillas listas para sembrar de calidad superior. El tratamiento profesional garantiza la aplicación de dosis adecuadas con una mayor uniformidad y distribución de los productos, claves para la eficiencia de la práctica.

Esta tecnología marca un punto de inflexión en la inoculación porque resuelve una problemática histórica de esta práctica: el tiempo disponible para sostener las bacterias vivas sobre la semilla, condición indispensable para una efectiva nodulación.

Principales Beneficios

  • Posibilita un sistema productivo más eficiente y sustentable
  • Permiten al productor ahorrar en tiempo operativo
  • Asegura la calidad del tratamiento y permite disminuir la densidad de siembra
  • Mejora la implantación y emergencia del cultivo.

Tecnología inoculante resistente a sequías y altas temperaturas.

Desarrollamos una tecnología que promueve la nodulación y la eficiente FBN, aun en condiciones adversas, que pueden afectar a la supervivencia bacteriana, como son las altas temperaturas y las sequías.

Bajo estas condiciones puedan estar las semillas inoculadas que se almacenan en lugares cálidos tiempo antes de ser sembradas, como las que han sido sembradas en suelos con baja disponibilidad hídrica.

La tecnología se apoya en la capacidad misma de las bacterias para adaptarse y lidiar con situaciones de estrés que ponen en peligro su supervivencia. Por esto, nuestro proyecto de investigación y desarrollo, se centró en la obtención de poblaciones de Bradyrhizobium japonicum con mayor tolerancia a estreses abióticos, sin detrimento de la aptitud simbiótica que garantiza una buena FBN.

Como resultado de este proceso, las células bacterianas seleccionadas se adaptaron a las condiciones de estrés, mejorando ciertos procesos metabólicos como el metabolismo energético, la resistencia frente a efectos nocivos del suelo, la radiación UV y la baja disponibilidad de agua.

Principales Beneficios

  • Mitiga el efecto de los principales factores de falla en el proceso de inoculación y nodulación, incrementando el aporte de nitrógeno a la planta.
  • La resistencia de las bacterias frente a altas temperaturas , amplia la ventana de inoculación y almacenamiento de semillas.
  • Favorece el desarrollo de los cultivos y aporta ventajas en zonas marginales, con baja disponibilidad hídrica.

Más concentración, más poder

Logo HC

Todas nuestras líneas de inoculantes incluyen la fórmula HC -High Concentration- que ofrece con una menor dosis de aplicación, la más alta concentración bacteriana sobre la semilla.

De esta manera, logramos mejorar la operatividad en los tratamientos de la pre siembra y optimizamos la integración del inoculante con otros productos como insecticidas, nematicidas, estimulantes, promotores, fertilizantes y polímeros.

Beneficios:

  • La concentración de microorganismos por mililitro de producto son superiores.
  • La fórmula HC es más concentrada y estable: permite una reducción en la dosis de uso (del 33% al 45% según el producto, respecto a fórmulas tradicionales).
  • Las actividades metabólicas y fisiológicas de las bacterias del interior del inoculante se mantienen altamente efectivas durante un período prolongado.
  • Simplifican el proceso de tratamiento de semillas profesionales
  • Favorecen la logística con la Reducción en los tamaños de las cajas (mayor cantidad de packs por pallets). – es un beneficio nuestro, no se si lo pondría
  • Es un producto de desarrollo sustentable porque utiliza menos insumos para la fabricación (agua, envases, plástico, cartón)
Evaluamos la calidad al detalle

Para garantizar la eficiencia de nuestro inoculantes llevamos adelante pruebas de calidad

  • Realizamos un recuento de los microorganismos: medimos cuántos coloca el inoculante sobre la semilla
  • Evaluamos los nódulos: contamos cuantos tenemos en la raíz de la planta de soja u otras leguminosas y observamos cual es el posicionamiento. Gracias a nuestras tecnologías logramos tener nódulos en la raíz principal de la planta. Esto garantiza la llegada más efectiva de nutrientes y energía para el desarrollo del cultivo
  • Medimos la masa seca nodular: el número de nódulos es importante en tanto sean grandes y pesados. Mayor masa determina una fábrica de Fijación Biológica del Nitrógeno de alta efectividad.

Un excelente inoculante puede alcanzar a concentrar más de 10 mil millones de bacterias por mililitro de inoculante. Para lograr esa concentración bacteriana es muy importante el proceso de fabricación. La tecnología empleada en la elaboración debe mantener estrictas condiciones de asepsia para el manejo de los microorganismos

¿Cómo se forman los nódulos para la FBN?

Nódulos

La inoculación de semillas es un proceso biotecnológico por el cual se ponen en íntimo contacto dos seres vivos: un microsimbionte (rizobios) y un macrosimbionte (semilla de planta leguminosa). Tras esta unión, se desarrolla una estructura en común que es el nódulo, donde tienen lugar procesos que benefician a ambas partes. La leguminosa provee la fuente carbonada que necesita la bacteria, y ésta suministra el nitrógeno que la planta necesita para producir sus proteínas.

Con nuestros programas de investigación y desarrollo logramos seleccionar microorganismos muy específicos que se asocian con las plantas para potenciar la productividad de un cultivo.

La disponibilidad de nitrógeno condiciona en gran medida el desarrollo de los cultivos. Las leguminosas como la soja, por su alto contenido proteico, deben acumular grandes cantidades de este nutriente que no pueden ser suministradas solamente por el suelo. La FBN, a través de la inoculación, aporta gran parte del nitrógeno total que se necesita para lograr un buen crecimiento y granos de calidad, con alta concentración de proteínas.

¿Qué es un Inoculante?

Un inoculante es un biopreparado, que se aplica en el tratamiento de semillas, desarrollado industrialmente con tecnología avanzada, que permite mantener vivas y activas las bacterias seleccionadas por su capacidad y efectividad para fijar el nitrógeno en asociación con el cultivo. Los pilares en el cuidado de la calidad de esta tecnología son:

  • La selección de microorganismos y cepas en relación a su capacidad para fijar nitrógeno.
  • Las estrategias de protección de las células mediante la utilización de protectores de bacterianos externos.
  • La incorporación de sustancias nuevas que garanticen la supervivencia bacteriana.

Un excelente inoculante puede alcanzar a concentrar más de 10 mil millones de bacterias por mililitro de inoculante. Para lograr esa concentración bacteriana es muy importante el proceso de fabricación. La tecnología empleada en la elaboración debe mantener estrictas condiciones de asepsia para el manejo de los microorganismos.

Ventajas de la inoculación

Césped
  • Asegura mayor capacidad para fijar nitrógeno.
  • Aumenta el rendimiento por/Ha.
  • Mejora la calidad de los granos.
  • Es una práctica amigable con el medioambiente.
  • Demanda un bajo costo por hectárea.